Belial

(...)El último fue Belial. Nunca cayó del cielo espíritu más impuro ni más torpemente inclinado al vicio por el vicio mismo. No se elevó en su honor templo alguno ni humeaba ningún altar; pero, ¿quién se halla con más frecuencia en los templos y los altares, cuando el sacerdote reniega de Dios, como renegaron los... Leer más →

La Misión

Recuerdo que cuando tenía entre doce y catorce años, mi padre solía llegar a casa, cada tanto, con una media docena de novelas de aventuras. Los escritores excluyentes eran Salgari y Julio Verne. Estas novelas eran especialmente atractivas, entre otras cosas porque, durante la hora de la siesta, en que no debía volar una mosca... Leer más →

La tragedia que viene

No es novedad que las congregaciones religiosas, en la actualidad y desde hace muchos años, ven mermar, día a día, el número de vocaciones y, por lo tanto, va disminuyendo la cantidad de miembros en ellas. Pese a ello, a que no es novedoso, no deja de asombrar el artículo publicado en el blog de... Leer más →

Un sitio web WordPress.com.

Subir ↑