Cuando sos un tipo creativo

creatividad

Nadie duda de que muchas veces los problemas cotidianos o, inclusive, los grandes problemas que aparecen cada tanto y que es menester resolver para seguir adelante se solucionan con ideas originales o que escapan al común de la gente.

En mi caso, y será por mis limitaciones intelectuales, soy un admirador confeso de los creativos, de los que encuentran soluciones o tienen iniciativas que solo pasan por la cabeza de los brillantes.

Pero hay circunstancias en que la creatividad es sobrepasada y se cae en eso de querer justificar el uso de determinados medios por los fines, teóricamente buenos.

Veamos tres ejemplos.

Primer ejemplo. Diócesis de Munich, Alemania. El obispo es el cardenal Marx; sí, el mismo que pretende exportar el “modelo alemán de la iglesia”. Problema: en el año 2019, más de diez mil “católicos” apostataron de su fe y, como consecuencia de ello, dejaron de aportar más de cien mil euros al obispado. Este número es excepcional por lo elevado, pero la sangría de fieles es continua desde hace décadas en casi todas las diócesis de la Iglesia alemana. Solución creativa del episcopado alemán: cambiar la doctrina, aguar las enseñanzas perennes de la Iglesia para que los “fieles” no se sientan disconformes y permanezcan dentro de ella. Para ello es el sínodo que está en desarrollo actualmente en Alemania. Y para que no queden dudas sobre el “cambio de paradigma” que la Iglesia alemana quiere exportar, puede leerse este artículo en el portal Infocatólica.

Segundo ejemplo. Otra vez los alemanes. La necesidad de sacerdotes ha sido una constante en la historia de la Iglesia, pero desde hace unos cincuenta años el tema se ha vuelto gravísimo, acuciante. La pérdida de vocaciones religiosas en las últimas cinco décadas ha sido dramática, y no parece que vaya a detenerse. Solución de la Iglesia alemana: ir contra las enseñanzas y la tradición de la Iglesia y proponer, orgullosa y tozudamente, la ordenación de mujeres. Lo cual puede leerse aquí.

El tema de la ordenación y el “empoderamiento” de las mujeres en la Iglesia no es privativo de los alemanes. Aquí y aquí encontramos más ejemplos.

Es evidente que gran parte de la Iglesia, y los alemanes son sólo los más atrevidos, los más subversivos, ha perdido completamente el foco y la deriva.

Ellos, la Iglesia progre, no quiere ser enemiga del mundo. Al contrario, quiere ser amiga de esta contemporaneidad anticristiana. Quiere ser parte de la misma.

Hace mucho tiempo que el progresismo cristiano tiró al altillo de los trastos viejos eso de que los tres enemigos del alma son el demonio, el mundo y la carne.

En el demonio no cree. Es amigo del mundo. Y la carne, en el peor de todos los sentidos, ya es parte de su vida cotidiana, de su día a día.

Mientras todo esto ocurre, mientras los “creativos” de la Iglesia fantasean con sus ocurrencias, la vida religiosa se apaga, día a día. Leyendo este artículo sobre los conventos contemplativos se nos estruja el alma. Hoy, la casi totalidad de las congregaciones contemplativas están en decadencia.

En realidad, para los problemas de la Iglesia no hay que ser muy creativos. La única solución es la búsqueda de la santidad. “Una sola cosa es necesaria” se enuncia en la entrada de muchos conventos.

El resto está todo anunciado. No somos de este mundo. El mundo no nos quiere, porque no quiere a Cristo. Y nunca lo querrá. Somos como ovejas que nos movemos entre lobos.

¿Y el tercer ejemplo?

Me olvidaba.

Tercer ejemplo. Este es con un personaje criollo. Situación: fundas una asociación, hermandad o algo parecido. Problema: a esa asociación o hermandad no entra ni el gato. Nadie quiere entrar. Solución creativa de quien se dice fundador de la hermandad: robarle los aspirantes a novicios a otra congregación a la que odia y contra la cual trabaja desde hace unos diez años para perjudicarla porque sus miembros, lo sabe bien, son mucho más íntegros que él. Para ello, para robarle esos aspirantes, consigue los teléfonos y les habla de lo mal que harán si entran a la odiada congregación y de que sólo en su asociación encontrarán la verdad plena.

No vale la pena el nombre. Es un personaje menor que nos tiene acostumbrados a sus bajezas.

5 comentarios sobre “Cuando sos un tipo creativo

Agrega el tuyo

  1. Habría que saber quien es el obispo que ha reconocido a esta nueva congregación, si es que esta reconocida porque me parece que todas están ahora bajo la revisión primigenia de Roma

    Me gusta

  2. Está bueno lo de “se dice fundador”, porque el verdadero fundador es otro pobre Cristo que anda deambulando por todas partes, y partes ásperas y difíciles, tratando de llevar el Evangelio. Mientras otros cómoda y burguesmente se apropian de la obra ajena…

    Me gusta

  3. Estimado: muy buen artículo como siempre. Agrego a los comentarios, si no me equivoco, que ese personaje además de odiar a esa Congregación, olvida generalmente que se formó allí, que se ordenó allí y que el fundador de la misma fue el principal defensor de su padre en los momentos más difíciles. Hay que ser desagradecido no?

    Me gusta

Responder a Guillermo Puente Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Un sitio web WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: