Estériles

shadow-of-death-1409598-1279x1705

Rubén Peretó Nosecuanto (no recuerdo ahora su segundo apellido y no me interesa demasiado) es un ex seminarista diocesano de San Rafael que cursó sus estudios durante dos o tres años como un muy mediocre estudiante; hasta que sus superiores, luego de haberle tenido mucha paciencia, le dieron su veredicto: el sacerdocio no era lo suyo.

Es que eso de traer y llevar chismes, cotorrear por detrás o dedicarse a los encajes de la vestimenta de las imágenes de los santos no es exactamente lo que se espera de un seminarista.

Con el paso de los años logró lo que tanto le gustó de chico: un blog donde hablar de los demás. Por supuesto, siempre que eso no represente un peligro; especialmente en lo físico.

Entonces, el seminarista frustrado se ha dedicado a escribir, criticar, pontificar o descalificar a quien se le ocurra. Pero repito, a quienes no puedan o quieran defenderse, o, lo ideal, que estén lejos de él. O que ya estén muertos. Porque no vaya a creer, él vuela alto. Y entonces es tan, pero tan capaz, que fiscaliza y reprocha a Don Bosco, San Pío X o Santa Teresa. O tira por la borda los Ejercicios ignacianos.

De ahí para abajo, imagínense, no queda muñeco en pie.

Últimamente, Peretó Nosecuanto, en su cloaca digital, ha escrito, refiriéndose al Padre Carlos Buela, que “el ‘castigo’ que le infligió el Papa Francisco fue residir en un cómodo departamento de la ciudad de Génova, y asistido por tres jovencitos”. Y además remite, como un apoyo serio a lo que sostiene sobre el IVE, a una página digital totalmente desprestigiada y famosa por su permanente accionar anticatólico.

Cuando dice eso del “cómodo departamento”, ¿se estará refiriendo al minúsculo departamento del sexto piso donde está alojado el sacerdote y que debe colocar, por falta de lugar, las cajas o latas de alimentos en el baño? ¿Se estará refiriendo a que no tiene acceso a ningún espacio verde? ¿Se trata del departamento en que un sofá y un sillón es lo único que entra en el ambiente de recepción?

Y cuando se refiere a los tres jovencitos, ¿lo incluye al párroco que tiene más de sesenta años? ¿Lo incluye al hijo de un amigo mío, de acá de Bella Vista, que también está en esa parroquia? Espero que mi amigo no se entere de esta insinuación maliciosa, no sé cómo podría reaccionar. Y al padre del tercer sacerdote también lo conozco. Un tipo bastante malhumorado. Atenti, Peretó, que el sujeto vive a menos de trescientos kilómetros de Mendoza.

Rubén, de onda, si vas a mentir, hacelo seriamente. Como si estuvieras jugando al truco.

Peretó Nosecuanto y varios de los que lo leen o comentan, me sorprenden por su conocimiento del mundo sodomita, y su permanente referencia a ese mundo. A mí, me sorprenden. Pero consultado algún conocido de Mendoza, me dice que no debería asombrarme.

Caramba.

También me comentan que en Mendoza fue profesor del Colegio San Francisco Javier, donde era famoso por su cursi saco de pana marrón. En el aula, delante de sus alumnos, desautorizaba a los místicos porque él no entendía eso del “muero porque no muero”. Y en la volteada caían todos, creando un ambiente de confusión y rechazo entre sus alumnos.

Su mundo es sembrar el veneno. Contra todos: el IVE, el Opus Dei, Miles Christi, la FSSPX, etc. Pero su fijación es el IVE, contra quien escribe desde hace diez años. Él mismo comenta que lleva una planilla Excel específica sobre el tema, donde asienta el nombre y apellido de cada uno de los sacerdotes ordenados por esta congregación y si abandonó o no el sacerdocio, o si recaló en otra congregación o diócesis, etc. ¿No es mucho, Peretó Nosecuanto?

Lo que queda en pie de ese pobre blog, de sus responsables y comentaristas, es que no soportan, no entienden, que familias enteras, o gran parte de ellas se hayan consagrado al servicio de Dios en esta congregación. Que es solo eso, un carisma particular al servicio de la Iglesia. Como pueden serlo otros.

Eso de las vocaciones, ¿cómo puede ser que tengan tantas?

No les cabe en la cabeza que dos, tres, seis o nueve hijos de una misma familia hayan abrazado la vida religiosa.

Porque el mundo de wanderer, el blogcito de Peretó Nosecuanto, solo se dedica a comentar la realidad. Y a comentarla con verdadera inquina. Ahora, de trabajar para la mayor gloria de Dios, ni hablar. El verbo trabajar no lo conocen.

Y en su mundo burgués, no entienden cómo chicas jovencísimas entreguen su vida a Dios y estén, por ejemplo, en algún leprosario perdido en Asia Central con la única intención de acompañar a quienes son considerados desechos humanos. Acompañándolos hasta que mueren con el nombre de Jesús en sus labios.

No entienden eso de que sacerdotes jóvenes o Servidoras, también jóvenes, estén en la selva de Papúa, donde los indígenas, con solo un taparrabo como vestimenta, alaben a Dios en latín. O que curas y monjas se consuman con la malaria de la sabana africana de Tanzania o en los pantanos de Guyana.

Tampoco entienden, ¿qué van a entender?, que un monasterio de clausura en Italia tenga más de sesenta monjas con un promedio de edad inferior a los treinta y cinco años.

No se explican cómo es que los otros tienen vocaciones religiosas entre sus hijos y ellos no.

Pero, muchachos, la fórmula es muy sencilla: dejen obrar a Dios. Quiten los obstáculos, saquen lo que estorba para que Dios haga su trabajo y verán los resultados. Preséntenle a sus hijos la Cruz de Cristo, chorreada de sangre divina, pero sostenida por Él y verán cómo los jóvenes se enamoran de ella. Muéstrenle a Nuestro Señor Jesucristo, el Héroe y el Santo, y, siguiendo el Evangelio de San Mateo, el “Por tanto, id, y haced discípulos a todas las naciones”.

No nos van a quitar nuestra alegría, nadie nos la quitará, menos un blogcito de cuarta.

El júbilo de tener hijos consagrados, de por vida, al servicio de Dios, diseminados por todo el mundo, es una dicha y una bendición que hemos recibido por Su sola Bondad.

8 comentarios sobre “Estériles

Agrega el tuyo

  1. Excelente Antonio!!! Muy bien descripto. Te quedaste un poco corto quizás pues muchas cosas más se podrían decir. Pero mejor así, suficiente para no ensuciar tu blog mezclándolo con tanta basura. ¡¡Adelante!!

    Me gusta

  2. Antonio, te olvidaste de poner que Peretó ha criticado también a un clásico de la espiritualidad católica “La Imitación de Cristo” atribuida a Tomás de Kempis; del cual se nutrieron grandes místicos, como Santa Teresita del Niño Jesús, la cual lo cita varias veces en su autobiografía y la ayudó mucho en subida espiritual…

    Me gusta

  3. Sin leer la primera parte del artículo, es decir, la descripción del fulano, se podría aplicar aquí la frase evangélica “por sus frutos los conoceréis” para saber de qué tipo de persona se trata… si tan ligeramente, sin conocer la verdad de las cosas, agrega adjetivos a los hechos para deformarlos y hacerlos más exageradas, es hijo del padre de la mentira. Conociendo simplemente que el P. Buela está en Génova y que hay otros sacerdotes con él, el fulano agrega en un “cómodo” departamento con “tres jovencísimos” sacerdotes, para deformar la realidad y defender “su verdad”. Los que conocemos la realidad del lugar y la compañía nos preguntamos ¿Lo mismo ahora con sus demás acusaciones y artículos? Cuidado Peretó, que Cristo condena con fuerza a quien escandaliza a sus pequeños, y no sólo se refiere a abusos sexuales… cuidado Peretó, que los sacerdotes son los preferidos del Corazón de Cristo. Calumniarlos sin fundamento no será algo que agrade a Nuestro Señor.

    Me gusta

  4. Seguramente, y aunque a este Peretó Nosecuanto le pese y no quiera creerlo, tanto el padre Buela como el resto de sacerdotes del IVE deben rezar todos los días por él. Dios quiera ablandar su corazón algún día. Mientras tanto, ¡No nos van a quitar nuestra alegría!

    Me gusta

  5. ¿¿¿Y ESE TIPO SE DICE CATOLICO??! COMO BIEN DICE EL ARTICULO, ME GUSTARIA VER COMO REACCIONARIA SI TUVIERA QUE DECIR ESAS BASURAS CARA A CARA. POR OTRO LADO, Y COMO TAMIEN DICE EL ARTICULO, QUE FACIL QUE ES HABLÑAR Y CRITICAR DESDE UN TECLADO CUANDO LOS QUE SE ENFERMAN Y MUEREN POR EL PROJIMO SON LOS CURAS Y MONJAS. PERETO, CUANDO HAYAS HECHO UN CUARTO, SOLO UN CUARTITO DE LO QUE HACEN ESTOS SANTOS HOMBRES Y MUJERES, AHI HABLÁ. MIENTRAS TANTO LLAMATE AL SILENCIO.

    Me gusta

  6. Leí su post Mirad que soy Yo. Excelente. Creo que estamos en el Titanic, hundiéndose por supuesto. Todos tratamos de subir a algunas de las balsas que consideramos mejores. Es una lástima que haya divisiones y peleas entre las distintas balsas. Es todo parte de la confusión. Ven Señor Jesús.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Un sitio web WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: