Nocaut

Muay-Thai-Knockouts-1

Y si, era insostenible. El responsable del blogcito wanderer, que escribe con seudónimo, no pudo sostener la repugnante felonía que relatamos en el artículo anterior. La de los tres “jovencitos”.

Mentiría si dijera que esperaba de Peretó una actitud viril, digna. Esperaba que hiciera lo que hizo. Borró lo de los tres “jovencitos” y dio por concluido el tema.

¿Se puede ser más zafio, más ladino, más vulgar?

Borra la barbaridad que escribió porque no la puede sostener y porque le traería, con seguridad, problemas, pero no pide disculpas. No avisa que lo hizo. No avisa que borró la ofensa pública que le hizo a cuatro sacerdotes de la Iglesia Católica. Con total liviandad, porque es gratuito.

Y no da explicaciones porque esa canallada no tiene explicación.

¿Cómo explicar semejante enormidad? No hay cómo. Lo puso porque quiso y, como siempre, porque no esperaba reacción de nadie. Mire si van a venir de Génova a reconvenirlo.

Con estos antecedentes de deshonestidad, ¿cómo puede tener este personaje funciones docentes en instituciones católicas?

Cuánta razón tenían las autoridades del seminario de San Rafael cuando te echaron, Rubén.

No me explico cómo los lectores del blogcito soportan estas cosas.  Y festejan y se congratulan con lo que se escribe. Un blog donde todo es anónimo. Los que escriben y los que comentan nunca dan su nombre; como mucho, seudónimos.

Yo me imagino a alguno de ellos llegando a la casa por la tarde o noche y comentar en la mesa, ufano, delante de su mujer y sus hijos, que durante el día su acto osado fue insultar u ofender a sacerdotes o monjas. Y el hecho fue heroicamente anónimo. Con seguridad que no percibirá la náusea y el asco interno que produce en su familia al constatar que tienen por jefe a alguien tan cobarde. ¡En un blog! Porque no le estamos pidiendo a esta gente que vaya al campo de batalla. Solo le pedimos que firmen lo que sostienen.

Si los lectores de wanderer, que con seguridad van a leer esto, sin ninguna duda que lo leerán; si estos lectores, digo, tienen algo de dignidad, si realmente tienen un pelo de cristianos, deberían de exigirle al felón que se retracte públicamente. Que pida perdón. Y que se confiese. Y que no los vuelva a tomar por boludos. Que deje de hacerlo.

Y la confesión, Peretó, no solo exige propósito de enmienda, sino también reparación del daño. Deberías repasar el catecismo.

Algún comentarista me dice que me quedé corto con la descripción del blogcito. Puede ser. Pude haber puesto que durante largo tiempo alojó otro pozo ciego llamado Sin Doblez. Más inmundo que el de Peretó, si eso fuera posible. La particularidad que tenía era que lo escribían dos o tres sacerdotes.

Repito, sacerdotes. “Otros Cristos”.

Si alguno leyó alguna vez ese otro blogcito, seguro se preguntó ¿cómo es que estos tipos recibieron el Orden Sagrado? Algo inconcebible. Algo pergeñado para burlarse, humillar, deshonrar y ridiculizar a otros sacerdotes y monjas.

Pero no ahondemos más en estas bazofias. Para muestra basta un botón.

En síntesis, a esas bajezas e infamias han llegado quienes creen que tienen la autoridad para repartir el carnet de católicos a los argentinos. Si no tenés el carnet firmado por Peretó y su yunta, lo lamento, no sos católico.

También les aseguro, Rubén, que, como dice otro comentarista, en el IVE rezan por ustedes. Todos los días.

Nadie se ríe de Dios, Peretó.

Llegará el día, y seguro que llegará, que van a tener que explicar sus maldades. Y lo van a tener que hacer ante el Dios Justo. Y ahí no habrá anonimato que valga.

Un comentario sobre “Nocaut

Agrega el tuyo

  1. Quiero agradecerle a este blog “La Muralla Católica”, por advertirme acerca de la publicación en “Wanderer”, del tal Pereto Nosecuanto, que insinúa en un artículo que titula “Siete trompetas” que el P. Carlos Buela fue condenado por el Papa Francisco a un departamento lujoso de Génova y con tres sacerdotes jóvenes que harían sus delicias……
    No me quedó otra que verificar esa referencia, debido a que los datos allí expresados por usted, en orden a “un amigo” que tiene un “hijo sacerdote joven” y al que seguramente “no le va a gustar” coinciden plenamente con mi persona.
    En efecto, no frecuento esta especie de publicaciones por dos razones de igual valor. La primera porque detesto la hipocresía de quienes difaman con la más absoluta impunidad, mintiendo sobre cualquier tema sin importar las consecuencias. Y segundo, en la misma dimensión, porque detesto la cobardía del anonimato. Claro, desde el seudónimo cualquiera se atreve a decir cualquier cosa.
    No obstante ello, me ví en la obligación de visitar este inmundo blog regenteado por el tal Pereto Nosecuando, nada más ni nada menos que para defender el honor, no solo de uno de mis hijos, sino el de mi familia entera.
    Advierto de todas formas, que al día de hoy ese comentario ha sido “sacado” de la publicación, lo cual confirma una vez más la cobardía de quienes publican impunemente esas cosas.
    Volviendo al tema, le cuento que uno de esos sacerdotes jóvenes que allí se insinúa, es precisamente mi hijo. Muchos de los oscuros caminantes y opinantes en esa publicación, me conocen y lo conocen, me ven asiduamente andar por Bella Vista, seguramente hemos trabajado juntos alguna vez, nos vemos en el supermercado, etc, pero claro ninguno se va a atrever a defendernos. Tienen miedo y además cuando se trata de una cuestión de justicia, el anonimato no sirve y ellos se manejan en esas condiciones.
    Este hijo mío que le decía, fue ordenado sacerdote de la Iglesia no hace mucho tiempo y me consta que cada día celebra la Santa Misa, confiesa, reza su Rosario, estudia y se dispone para ir a misionar a donde sus superiores lo envíen, ofreciéndose a lugares tan insólitos, que ninguno de ellos se animaría a ir y menos a consentir que sus hijos lo hagan. Es preferible tenerlos cerca y cuidaditos, total, leyendo a los autores ingleses tienen el paraíso asegurado.
    Ese señor, nada sabe ni de mi hijo ni de mi familia y sin embargo se atreve a publicar que se trata de un joven degenerado que hace las delicias de quien es, en este caso, un enemigo suyo.
    Sus oscuros y anónimos caminantes, los que opinan desde el anonimato, los que se la cuentan y los que no quieren que se la cuenten, todos sus adláteres que hacen de la vida un placer solitario, viven criticando al Papa, a la Iglesia, al obispo de San Rafael, a los Cardenales, otros Obispos, Dicasterios, etc. Pero cuando se trata del IVE o del P. Buela, todos se unen al unísono, amigos y enemigos, se citan entre ellos, expresan como argumento de autoridad “lo dijo tal o cual obispo”, a quien en la página anterior quisieron quemar vivo o bien “para la Iglesia desde hace tiempo culpable…Así lo admitió a los medios gráficos el vocero del obispado de San Rafael…” al que nunca le creyeron y al que nunca le creerían en otros temas que los afecta a ellos. ¿Si eso no es hipocresía, que será no? Sin embargo, hace dos mil años ya lo hicieron Pilatos y Herodes, de modo que tampoco en esto son originales. –
    Son los mismos que se creen dueños de la tradición, los custodios la verdad, los faros de occidente. Son a los que la Iglesia debiera consultar cada cosa que haga. Son los que se burlan permanentemente de las misiones, la vida contemplativa, el sacerdocio, la buena liturgia, etc. Pero que a la hora de mentir no has escrúpulo que valga.
    Son los inútiles de siempre….los estériles…
    Me gustaría invitar a este personaje, ese tal Pereto Nosecuanto, para que me diga día y hora en que podemos vernos personalmente para poder aclarar esto de frente y como lo hacen los hombres. Al modo que Sandoná lo arregló con Edmundo, que es la mejor manera a esta altura. Sé que vive en Mendoza, como me lo hace saber don Antonio Torres, pero no tengo inconvenientes de viajar. La ofensa lo amerita y no voy a pasarle los gastos para que no se preocupe. Quizá necesite el dinero para otra cosa.
    A veces es mejor dejar pasar estas cosas tomándolas como de quién vienen. A pesar de ello, en otras ocasiones se ofende lo más íntimo de las personas y de las familias sin razón alguna y ahí es donde hay que defenderse, porque reitero, muchos de los que allí escriben y comentan nos conocen y saben positivamente que no es cierto lo que se publica. Sin embargo, prefieren callar o esconderse en el anonimato y la cobardía. No se animan a dar la cara porque prevén las consecuencias y eso puede ser peligroso. Mejor es quedar bien con el establishment intelectual gomoso que vive criticando todo sin construir nada positivo, lisa y llanamente lo que usted llama con toda precisión “estériles”.
    Agradecería una vez más que publique este comentario, simplemente para que muchos puedan advertir que se vive difamando y ensuciando a otros para satisfacer pasiones personales y que ya no importa mentir y que esto les parece bien.
    Nuevamente gracias.
    Claudio Rossi. Quirno 2130 Bella Vista

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Un sitio web WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: