CAMBIEMOS, los católicos liberales y mi tía Rosa Alicia

imagen-principal-logo-cambiemos-pagina-cambiemos

El pombero en Misiones, el hombre de la bolsa en Santa Fe, la solapa en Entre Ríos y el cuco en el resto del país, eran pequeños monstruos imaginarios con que nuestras abuelas intentaban limitar nuestros desbordes infantiles. En mi caso particular no se trataba de una abuela sino de una tía que, en su afán de colaborar, luego del almuerzo, nos llevaba a los tres hermanos varones a dormir la siesta. El procedimiento siempre era el mismo, se aseguraba que nos acostáramos, cerraba las persianas del dormitorio que daban a la calle y dejaba la puerta entornada, con lo que la habitación quedaba en penumbras. Antes de salir, mi tía Rosa Alicia, que así se llamaba, nos repetía la archiconocida leyenda de la solapa que se llevaba los niños que no dormían a esas horas; leyenda que no por reiterada dejaba de ser efectiva. O porque quedábamos mirando las persianas o porque, efectivamente, nos dormíamos, el hecho es que el objetivo se cumplía: no molestábamos por un buen rato.

A este tipo de procedimiento, el de apelar al cuco, como si los católicos fuéramos un rebaño dócil y fácil de engañar es el que pone en práctica el actual gobierno y sus militantes, para convencernos de que la única solución es votar a Macri, porque una derrota de su partido significaría que viene el cuco.

Para ello, el actual presidente, no sabe ya de qué manera simular convicciones: se declara a favor de las dos vidas, habla de Dios o toma una imagen de la Santísima Virgen como si fuera devoto de ella.

A él le cabría, a Macri, ajustadamente, aquel viejo chiste de Groucho Marx: “estos son mis principios, pero si no les gustan tengo otros”.

También, los militantes de Cambiemos, hablan de que corre peligro la república, que está en juego el futuro de nuestros hijos, que viene La Cámpora, etc, etc.

Cualquier subterfugio les viene bien para intentar captar votos de los católicos que se resisten a votar a un candidato abortista y promotor de esa corrupción intelectual y moral llamada ideología de género.

Y algunos, los católicos liberales, prestan oído a estas engañifas. Porque son católicos pero hasta ahí nomás. Tampoco hay que ser fanáticos, sostienen. No entienden eso de darlo todo, inclusive su bienestar, su tranquilidad, su buen pasar, en defensa de la Verdad.

¿Entenderán estos “creyentes” el martirio de miles y miles de cristianos en Medio Oriente que prefirieron perder hasta la vida antes de incumplir lo que la Iglesia manda?

Apoyar a un gobierno abortista y corruptor de menores es traicionar a Cristo. ¿O creen que por estar en el cuarto oscuro Dios no los va a ver?

Hablan de que nos quedaríamos sin república y sin democracia.

Señores, que la república se haga mil pedazos antes que faltar a una sola coma de la doctrina católica.

También argumentan que el futuro de nuestros hijos está en juego y bla, bla, bla.

Les contesto lo que decía una señora en las redes sociales: nuestros hijos tendrán sus propias batallas y las sabrán dar en la medida que vean en sus padres verdaderos ejemplos de lucha y resistencia y no de abandonar la Fe al primer amague de dificultades.

En cuanto a la democracia, los votos y las urnas; ya vimos cómo este sistema legitimó el peor holocausto hace dos mil años en el Gólgota. Alguien dijo, con toda razón, que no es que la democracia esté enferma sino que la democracia es la enfermedad.

Los católicos no podemos apoyar este gobierno de masones, agnósticos y enemigos de Dios. Un gobierno de frívolos y cobardes, de gente sin honor y sin principios, que quieren hacernos creer que gobernar es hacer rutas y túneles para camiones.

Señores de CAMBIEMOS, ustedes también son el cuco. Pero no ya como monstruos imaginarios del que hablaba mi tía Rosa Alicia, sino reales, concretos, con nombre y apellido que quieren que los apoyemos en el genocidio planificado que tienen para los argentinos por nacer a través del aborto. O que les entreguemos el alma de nuestros niños a través de la diabólica ideología de género.

No mientan más, no se presenten como la salvación de la Argentina cuando son tanto o más responsables que el kirchnerismo en la tragedia que vive la patria.

Ustedes, Macri y compañía, tienen miles de trolls trabajando en los medios de comunicación, tienen especialistas en marketing, en estadísticas, tienen sicólogos sociales y demás yerbas, pero les digo algo: mi tía Rosa Alicia era más convincente que ustedes.

13 comentarios sobre “CAMBIEMOS, los católicos liberales y mi tía Rosa Alicia

Agrega el tuyo

  1. Excelente!

    Pienso lo mismo.

    Antes de ser ciudadanos de Argentina apuntamos a ser, desde ahora, herederos del Reinobde Dios que no tiene fin.

    Para ello, amamos y seguimos, por sobre todas las cosas, al que es Camino, Verdad y Vida!!! Al Verbo hecho carne!

    Por lo que resulta absolutamente antiCristo apoyar con nuestro voto a personas que ya estan implementando, y prometen seguir umplementando, como políticas de estado, agenda de Confusión, Mentira y Muerte (contraria a nuestro buen Dios que es Camino, Verdad y Vida), como es la ideologia de genero, el aborto y la agenda del nuevo orden mundial que intenta imponer y someter, violenta y arbitrariamente el demonio a traves de la Masonería y sus brazos ejecutores.

    Ser Cristianos no esta de moda, requiere aferrarse a Cristo y amarlo por sobre todo y a pesar de todo, porque el mundo le esta dando la espalda y combatiendo a Dios, y por ende a quienes lo amamos y seguimos. En ese sentido, ser cristiano requiere obtener de Dios la gracia de la fe, el fortalecimiento de nuestra voluntad, elegir ejercer nuestra libertad para elegir solo hacer la voluntad de Dios, y obtener la gracia del martirio para afrontar la defensa de nueatra fe, la gracia de poder renunciar cada dia a nosotros mismos, cargar con nuestras cruces y seguir a Cristo, confiando que El dara a quien lo ama y sigue la protección y todo aquello que la Divina Providencia determine que necesitsmos.

    El objetivo final no es salvar Argentina de ser Venezuela, es luchar para proteger las almas de los argentinos de los espiritus malignos, para que asi puedan reconocer a la Verdad, seguirla y verla cara a cara por toda la eternidad.

    Por eso, si bien no quiero que Argentina sea Venezuela, y por eso no votaria a Ff, tampoco quiero que este pais se convierta en la demoniaca dictadura de pensamiento antiCristo en la que se convirtió Canada, pais modelo para muchos de los que siguen a MM.

    A luchar por Cristo en la Argentina haciendo lo que tengamos que hacer (incluso con nuestro voto) , a rezar por Argentina y por los argentinos (inclusos los de almas mas “salulas” para que se conviertan en almas “paulas”) y a confiarnos y confiar solo en El y su Providencia.

    Saludos

    Me gusta

  2. Excelente!

    Pienso lo mismo.

    Antes de ser ciudadanos de Argentina apuntamos a ser, desde ahora, herederos del Reino de Dios que no tiene fin.

    Para ello, amamos y seguimos, por sobre todas las cosas, al que es Camino, Verdad y Vida!!! Al Verbo hecho carne!

    Por lo que resultaría absolutamente antiCristo apoyar con nuestro voto a personas que ya están implementando, y prometen seguir implementando, como políticas de estado, agenda de Confusión, Mentira y Muerte (contraria a nuestro buen Dios que es Camino, Verdad y Vida), tales como la ideologia de género, el aborto y la agenda del nuevo orden mundial que el demonio intenta imponer y someter, violenta y arbitrariamente, a traves de la Masonería y sus distintos brazos ejecutores.

    Ser Cristianos no esta de moda. Requiere un compromiso total. Requiere aferrarse a Cristo y amarlo por sobre todo y a pesar de todo, porque el mundo le está no soli dando la espalda a Dios sino también lo combate ferozmente. Porr ende a quienes lo amamos y seguimos nos espera igual realidad qur nuestro Maestro.

    En ese sentido, ser cristiano requiere obtener de Dios la gracia de la fe, el fortalecimiento de nuestra voluntad, ejercer nuestra libertad elegiendo hacer solo la voluntad de Dios, y obtener de Él la gracia del martirio para afrontar la defensa de nuestra fe, la gracia de poder renunciar cada dia a nosotros mismos, cargar con nuestras cruces y seguir a Cristo, confiados de que El dara ciento por uno a quien lo ame, reconozca valientemente frente a la sociedad. El nos dara la protección y todo aquello que la Divina Providencia determine que necesitsmos en esta elección por Cristo.

    El objetivo final no es salvar Argentina de ser Venezuela, es luchar para proteger las almas de los argentinos de los espiritus malignos infilteados en los hombres que conforman el Estado, para que asi puedan reconocer a la Verdad, y así seguirla hasta verla cara a cara por toda la eternidad.

    Por eso, si bien no quiero que Argentina sea Venezuela, y por eso no votaria a la formula FF, tampoco quiero que este pais se convierta en la demoniaca dictadura de pensamiento antiCristo en la que se convirtió Canada, pais modelo para muchos de los que siguen a MM.

    A luchar por Cristo en la Argentina haciendo lo que tengamos que hacer (incluso con nuestro voto) para imitar a Cristo. A rezar por Argentina y por los argentinos (inclusos los de almas mas “salulas” para que se conviertan en almas “paulas”) y a confiarnos y confiar solo en El y su Providencia.

    Saludos

    Me gusta

  3. No podría el que escribe haber expresado mejor mi sentir y el de tantos argentinos católicos que recibimos la catarata de mails tratandonos de convencer de que votar a Macri es la solución a todos los problemas y lo del aborto y la ideología de género después veremos…hay que ser realistas..tarde o temprano va a llegar…Por lo menos te dejan marchar…lo importante es la República…etcetcetc.
    Gracias Antonio por está bocanada de aire fresco!!
    A seguir fieles a Cristo!!

    Me gusta

  4. ¡Viva Cristo Rey! ¡Viva la Virgen de Guadalupe!
    A veces se nos debilita la Fe y nos da miedo como a San Pedro cuando caminaba sobre las aguas ” y vio el viento y las olas de la tempestad” pero ahi esta Cristo para salvarnos y decirnos “porque dudaste” si yo he vencido al Mundo…

    Me gusta

  5. No existe la categoría “Católico Liberal”, o se es Católico o se es Liberal, son incompatibles.

    Quiénes se enmascarán bajo ese rotulo, son enemigos de la Fe y de la Patria. Serviles a la Revolución Anticristiana, son el humo de Satanás dentro de la Iglesia, los Pilatos, hombres políticamente correctos, que sirven a dos señores.

    Traidores a la Patria que estuvieron en contra de los intereses naciónales, son los artífices de la linea Masonica de Mayo, Caseros y la Libertadora (fusiladora).
    Este Domingo ratificaran su pertenecencia al mal Caudillo, como bueno hijos de las tinieblas que son.
    Viva la Patria Viva Cristo Rey

    Me gusta

  6. ¡Excelente!… Realmente un artículo de colección lleno de verdades que muchos sentimos pero que nos cuesta expresar o escribir con la tremenda claridad y sencillez con que lo hace Antonio. Y sobre todo por la oportunidad, por los tiempos de confusión que estamos transitando en los cuales la “diosa democracia” ha trastocado todos los valores y todas las mentes. Hablar con claridad es lo que nuestro Dios nos exige. Si es Si y No es No. No es tiempo de ambiguedades ni de medias tintas, es el tiempo que los verdaderos Cristianos Católicos estamos llamados a dar Testimonio… Es tiempo de Cristeros.
    ¡Viva Cristo Rey! ¡ Viva Maria Reina!
    ¡ Por Dios y por la Patria!

    Me gusta

  7. In Domine! Excelente escrito y acertados los comentarios. Los revolucionarios cabalísticos son los q dominan a la humanidad, alejada del Creador, ignorante y apóstata. Ven pronto Señor Jesús!!!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Un sitio web WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: