Aprender a Matar

postaborto


“La hipocresía es la peor de las maldades.”
(Moliere)

No vale la pena aquí enumerar la infinidad de veces que los medios de comunicación transcribieran la rebuscada frase de “estoy a favor de la vida” que el actual presidente, Mauricio Macri, ha expresado cada vez que le convino; especialmente, durante la campaña previa a las elecciones presidenciales que, a la postre, le dieron el triunfo.

Durante esos meses de promesas y de sonrisas edulcoradas, ni el más alarmista, ni el mejor informado, podía suponer que un par de años después, el ya presidente en ejercicio, completaría su frase: “estoy a favor de la vida…pero no se lo impongo a nadie”.

Macri habilitó, al permitir la posibilidad de que el aborto sea introducido en la Argentina, la pena de muerte sobre seres humanos inocentes. Seres totalmente indefensos, que, a partir de esta ley, solo dependen de la buena voluntad de sus madres.

Y así, con calculada desaprensión, es que se mantiene, formalmente, “prescindente” del resultado del “debate democrático” sobre el tema. Como si la sustancia del problema fuera debatible.

El proyecto de ley que en pocas horas se votará en el Congreso y que definirá si en la Argentina se podrá producir un verdadero holocausto o no, prevé, en su artículo 13, la forma en que este holocausto se llevará a cabo.

Día a día, hora a hora, en clínicas, hospitales, etc, se irán matando niños en el vientre de sus madres. Y la vida seguirá igual, aparentemente, en esta sociedad. Los bancos abrirán sus puertas a las 10 de la mañana, los colectivos seguirán circulando, las amas de casa seguirán haciendo sus compras y todos como si nada. Y en la clínica de la esquina se estará asesinando a un inocente mientras, por la vereda contigua a la sala de exterminio, dos muchachos pasarán comentando la última jugada de Messi. A nadie le importará. Como pasa en las “sociedades modernas”, a las que Macri quiere emular.

Pero resulta que quienes creían, como en el caso de Macri y sus asesores, que esto “saldría bien” y que la aprobación de la ley le ganaría alguna simpatía progre, ven ahora, azorados, que en la Cámara de Senadores, todo podría terminar mal. Y hasta barajan la posibilidad de disturbios sociales, fomentados y ejecutados por los sectores “verdes”, si la ley no se aprueba.

En pocos días, el futuro de nuestra patria, que implica adherir o rechazar nuestro glorioso y católico pasado, del cual venimos, estará en juego.

O elegimos ser el furgón de cola del “mundo”, con su ideología de género, homosexualidad, aborto, socialismo, y todas las inmundicias que a diario vemos, o damos el primer paso, gigante y firme, pero solo el primer paso, de intentar restaurar el orden cristiano y argentino en estas tierras.

Si el aborto se aprueba como norma jurídica en este país, la Argentina ya no será la misma. Solo aparentemente, la vida seguirá igual.  Pero, como nación, la Argentina será maldita a los ojos de Dios.

Es la hora de asirnos, quizá como nunca, del manto de la Virgen de Luján y militar en todo lo que sea necesario hasta el último segundo para evitar que esta maldad sea consumada.

En el video de abajo, lector amigo, verá cómo una integrante de la Red de Familias Entrerrianas, la doctora Paola Guía, les deja bien claro a los senadores lo que esta siniestra ley quiere que se haga en el cuerpo de los argentinos por nacer.

El artículo 13 recomienda seguir las instrucciones de un organismo maestro, también, en eso de la hipocresía; la Organización Mundial de la Salud. La guía de procedimientos enseña a aspirar un feto de la misma manera que una aspiradora absorbe una basura, descuartizar un embrión o, si se prefiere, inyectarles el corazón, y recomienda estar bien atentos para que la muerte del inocente se haya completado.

Esta es la llamada Ley Herodes, o Ley Macri.

 

Un comentario sobre “Aprender a Matar

Agrega el tuyo

  1. Muy buena la nota Antonio! Y una vez más el zurdaje vernáculo apoyando las órdenes del mundo capitalista y del Poder Mundial. Con qué cara irán a manifestarse contra el G20 después de ésto?

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Un sitio web WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: