Un hombre de palabra

timthumb

Arranco advirtiendo que escribo desde el total descreimiento de este sistema que rige la vida política de este país. Escribo con la náusea y el rechazo visceral a la partidocracia liberal. Como decía José Antonio, lo hago, “sin fe y sin respeto”.

Un sistema que, por principio, rechaza el reinado social de NS Jesucristo, que permite legalizar la unión “marital” entre maricas o que se permite “debatir” y dar el okey a temas como el aborto, es un sistema perverso, inicuo y que debe ser rechazado de plano.

Dicho esto, marcando la repugnancia que este engendro llamado democracia me produce, donde siempre ganan los peores, es que se me ocurre dar mi opinión, que es solo mía, y que si a alguien le sirve, bienvenido sea.

Creo que al último candidato a presidente que voté fue a Aldo Rico. En las elecciones subsiguientes sólo votaba al candidato a intendente, Joaquín de la Torre, porque el resto, fuese para el cargo que fuese, eran impresentables.

Pero ahora se da una circunstancia especial.

Conozco a Juan José Gómez Centurión desde hace unos cuarenta años. Tuve el privilegio de compartir destino en Campo de Mayo durante varios años y la vida militar hizo que nos crucemos innumerable cantidad de veces.

Yo podría decir que lo voy a votar porque es el único candidato que está en contra de la monstruosidad del aborto. Y sería suficiente.

Podría decir también que lo haría porque es el único que se opone a ese nuevo veneno que quieren inocular en nuestros jóvenes y que se llama ideología de género. Y también sería suficiente.

Podría decir, cómo no, que lo voy a hacer porque comparto un sinnúmero de ideas trascendentales con él y también sería aceptable.

Incluso, por haber renunciado a una situación de vida cómoda, sin sobresaltos, que se le presentaba, y aceptar meterse en esta picadora de carne que es estar las 24 hs del día en los medios de comunicación y en boca de todos, ya era una razón más que importante para apoyarlo.

Por todo eso y muchas cosas más es que he decidido apoyarlo desde el vamos.

Pero quizá, por lo menos para mí, una de las cosas más importantes que lo diferencia de los farsantes que se presentan por otros partidos es que es un hombre de palabra.

Hace treinta y siete años, GC, con veintitrés años de edad comandó su fracción de treinta y ocho hombres enfrentando a doscientos cincuenta ingleses. Y lo hizo en forma sobresaliente, cumpliendo su palabra que empeñó al jurar la bandera. Mucha gente cree que fue condecorado con la máxima distinción que otorga la nación por haber puesto fuera de combate al jefe de los paracaidistas ingleses, cosa muy meritoria, pero no fue esa la causa por la que se lo distinguió.

Durante el combate, la fuerza inglesa, que sextuplicaba a la de GC, logró ir avanzando y obligando a los argentinos a retroceder. En un momento dado, un suboficial de nuestras tropas cae herido y, ante la imposibilidad de evacuarlo porque expondría al resto a un gran riesgo, es que GC lo esconde en un lugar adecuado y le promete que va a volver a buscarlo. Cuando las tropas argentinas logran estabilizar la línea de contacto y se hace una pausa de fuego, ya de noche, es que GC decide cumplir con su palabra y, con dos subalternos voluntarios, es que se infiltra en las líneas inglesas, llega al escondite y rescata a su subalterno.

Esto, dicho así, sobre el papel y leído mientras tomamos un café y fumamos un cigarrillo, es muy cómodo, muy fácil.

Para quienes tengan idea de lo que esa acción significa, en el terreno, bajo control total del enemigo y con tal abrumadora disparidad de medios de observación y vigilancia, convendrán que se trató de una hazaña. Ni más ni menos. Por eso nuestra nación le reconoce su valor heroico.

Más allá de eso, de la proeza, GC lo que hizo, básicamente, fue cumplir su palabra empeñada con su subalterno, herido y aislado. Aunque eso le significara el arriesgar, una vez más, su propia vida.

Eso, para mí, es suficiente. Acostumbrados como estamos a ver nuestra fauna política a cambiar de opinión, traicionarse mutuamente o mentir sin que se les mueva una pestaña, hace que el candidato de Nos sea diferente, casi metafísicamente, de estas alimañas públicas.

Escuchamos, al principio, las opiniones de quienes sostienen que en realidad GC es a quien Macri mandó para dividir a los “celestes” y que en los momentos que lo necesite sus legisladores apoyarán al oficialismo. Y daban ganas de reír.

Ahora, quienes quieren la victoria de Macri, sostienen que votar a GC significa darle más chances al kirchnerismo, algo así como la suma de todos los males. A vuelo de pájaro diría que solo encuentro tres diferencias entre el PRO y el kirchnerismo: el manejo de la economía (en la que los dos han demostrado ser un fracaso), las relaciones exteriores y en que unos comen con la boca cerrada y otros con la boca abierta.

Estos, los católicos macristas, quieren hacernos creer que vamos a ser los culpables de la vuelta de Cristina y su banda.

De ninguna manera. Si vuelven la delincuencia kirchnerista será, sobre todo, la demostración de la ineptitud del actual gobierno, que está rascando el fondo de la olla para evitar perder el poder.

La moral católica nos dice que no se puede votar a candidatos abortistas e inmorales, habiendo candidatos que se opongan al aborto, so pena de pecado mortal, de merecer el infierno. No es una pavada.

Y si, como consecuencia del accionar del gobierno actual, vuelven los ladrones, será porque la Providencia lo permite y como tal habrá que asumirlo. Es que estas elecciones, como todo en la vida, deben ser miradas con los ojos de la Fe. Dios no nos pide que votemos a un energúmeno para evitar a otro energúmeno.

En cuanto a Juan José Gómez Centurión, estoy seguro de que no tiene chances de ganar. Ninguna. Pero que su presencia, en este fango electoral, sirva por lo menos para que el común de los argentinos pueda ver, blanco sobre negro, a alguien dispuesto a servir frente a quienes no han hecho otra cosa que llevarnos a este estado de ruindad pavoroso.

Para los católicos no habrá grandes cambios. La lucha continúa. Desde chiquitos nos enseñaron que lo que se nos pide no es la victoria, sino que no nos dejemos vencer.

16 comentarios sobre “Un hombre de palabra

Agrega el tuyo

  1. Están los que dicen que votar x GC es tirar un voto xq no tiene chance. Para ellos la pregunta es si cuando entre varias frutas van quedando menos, se comerían una de las dos podridas que quedan, o la tercera, en buen estado, que a pesar de no ser de sus sabores preferentes, pero está a nuestro alcance?
    Además, últimamente numerosos obispos -entre ellos Mons. Aguer- advirtieron que votar un candidato abortista manifiesto o xq su pasado así lo indica, es pecado mortal. Si quien votamos nos engaña, no es culpa nuestra, y no pecamos.
    Esto algunos lo saben, y votarán a Macri, tan solamente para que ella no vuelva… Esto es xq priorizan el valor de SU voto…. Como si esto fuera lo prioritario!!! Además,
    en el Juicio Final seremos juzgados x nuestras intenciones, no por el resultado de nuestras acciones!
    O sea, NO tenemos otra opción que votar a GC, con pocas o muchas ganas. Y mostraremos así que no TODOS son abortistas!!

    Me gusta

    1. Votaré a un pro vida o no votaré a nadie. Porque la otra opción es la muerte y tengo claro que amo a todos mis hermanos y quiere que todos vivan aunque ellos no lo comprendan. Nada mas cierto “…AL AUMENTAR LA MALDAD EL AMOR DE MUCHOS SE ENFRIARA, PERO EL QUE PERSEVERE HASTA ELMFIN SE SALVARÁ…” Elijo amar la vida y poner mi granito de arena con fe donde la maldad y la muerte no sean la opción. Cuiden su amor que el enfriamiento se los arrebate.

      Me gusta

  2. Excelente! Comparto 100%. Macri ya había perdido mi voto (soy de las ingenuas q le creyó en 2015) cuando afirmó q no vetaría una ley de aborto. El surgimiento de Gómez Centurión me da, por primera vez, la posibilidad de votar a quien me representa. #RescatemosArgentina

    Me gusta

  3. De puro sentido común católico. No faltaran críticas de los perfectos cátaros nacionalistas que creen que el nacionalismo ( o la Patria misma) comenzó con ellos y morirá con ellos.

    Me gusta

  4. Coincido en casi todo. Cambiaría el final. Dios es quien quita y pone reyes, obviamente aquí será con nuestro voto. Creo qué hay que alzar la voz y despertar a la Iglesia a cumplir con su rol de Embajadores de Dios y establecer su Reino y su Justicia. Soy Pastor Evangélico y creo que los hijos de Dios debemos empezar a actuar firmemente y no aceptar el avance de la maldad. Si Dios permitió que un joven pastor de ovejas venza a un gigante, lo puede volver a hacer hoy!!! Actuemos, alcemos la voz, comprometámonos y la oportunidad de Dios será nuestra!!!

    Me gusta

  5. Comparto totalmente lo expresado pero sin el dejo de pesimismo final. En eso estoy con el sr. José Centurión. Si nosotros ponemos nuestros 5 panes y 2 peces el Señor, si quiere hará el resto!

    Me gusta

  6. Parece mentira que no tengamos disyuntiva porque no se presentan hombres de bien para competir por el puesto que les permita trabajar para EL BIEN COMUN, que la Religión sea censurada y que la mismísima Iglesia no alerte a los fieles a votar con consciencia .pobre Patria querida. Si GC es la expresión de la repulsa del pueblo argentino contra esta vergüenza de gobernantes, mi voto irá para el. Es un voto por un hombre de bien, patriota y valiente.
    Ojalá consiga diputados para hacer oír nuestra voz.
    Y que Dios no nos suelte la mano jamás.

    Me gusta

  7. Cada día es más apasionante la idea de Defender nuestra Patria dando oportunidad a un hombre que dió ejemplos de VIDA y Dar VIDA. (G C) Que nuestro Señor ilumine y se exprese en la decisión de muchos Argentinos que aún están indecisos y aferrados a lo Viejo con el afán de sobrevivir. Bien está escrito ” Haré vino nuevo en odres viejos”. Claro amigos. Se viene el Vino Nuevo.

    Me gusta

  8. Lo voy a votar, porque por lo menos, es un Argentino que cumplió con su deber como soldado y comparte el valor vida humana. Tengo mis reservas respecto a su desempeño como funcionario público, pero comparado con todos los dirigentes políticos, es un “nene de pecho”. Esperemos que si gana, cumpla con su deber.

    Me gusta

  9. GRACIAS POR REGALARNOS SU OPINION Y SU CONOCIMIENTO SOBRE ESTE GRAN HEROE QUE DIOS ESTA REGALANDO A NUESTRA AMADA PATRIA ,ME DA USTED MUCHOS MAS MOTIVOS PARA VOTARLO CON LOS OJOS CERRADOS , Y LO VOTARIA MIL VECES SI ESO FUERA POSIBLE

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Un sitio web WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: